Identidad y los patos


“Claro y distinto” decía Descartes para afirmar la evidencia de algo.  Cuando existe  certeza  se genera identidad: “Yo soy”.

 En ese acto de reconocernos se construye un límite con el mundo exterior, nos separamos de los demás y/o emergemos como alguien singular.   

Pato.jpg

 

 

La Dra. Jill Bolte Taylor en una conferencia TED (véanla dura sólo 20 minutos), dice hemisferio izquierdo del cerebro funciona como un procesador serial y es el que no permite decir: “Yo soy”; paradójicamente está conectado con el pasado y el futuro. En cambio el hemisferio derecho nos permite experimentar la unión con el cosmos, con la naturaleza, con la humanidad en EL PRESENTE; funciona como un procesador en paralelo

Cada individuo tiene sus propias características y construimos puentes y redes sociales, la gran mayoría de las veces, con aquellos que están en la frontera de nuestra identidad, aquellos que se nos parecen en algo. ¿Pero qué ocurre cuando alguien es totalmente diferente a nosotros. Construimos límites, barreras e incluso podemos descalificar al otro a través de juicios y/o agresiones psicológicas  (incluso físicas en el caso de las guerras)

Quizás si lo gramos conectarnos con nuestro hemisferio derecho, podremos, experimentar genuinamente la conexión y el vínculo con los demás; podremos construir redes sociales mielinizadas y no sólo redes “donde el medio es el mensaje” (McLuhan)

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar